En Demóler utilizamos las máquinas de demolición más modernas para la realización de todo tipo de trabajos. Nuestro método tiene muchas ventajas en relación a los métodos de demolición tradicionales:

  • Se trata de máquinas de uso eléctrico, por lo tanto no emite humos contaminantes y perjudiciales para los operarios o el personal de obra en recintos cerrados, al tiempo que respetan al máximo el medio ambiente.
  • Al carecer de motor de combustión no emite vibraciones que puedan causar desprendimientos.
  • Se puede manejar hasta a 100 metros de distancia, gracias a su avanzado sistema de control remoto bluetooth, evitando peligros de interferencias.
  • En zonas delicadas el operario puede mantener en todo momento el 100% del campo de visión de la zona en tratamiento.
  • La máquina se puede aproximar a zonas peligrosas como terraplenes, desniveles etc., con total estabilidad.
  • La potencia de nuestras máquinas es cinco veces mayor a la proporción de su peso en una máquina convencional de demolición.
  • Increíble acceso a zonas delicadas o de acceso reducido debido a su tamaño y peso reducidos.
  • Para zonas especialmente delicadas, podemos incorporar tronzadora de hormigón para no provocar vibraciones, evitando así fisuras en edificios o construcciones colindantes.
  • Disponemos de dispositivo para ralentizar todas las maniobras, por si hubiera tuberías o peligrosidad inminente de golpear materiales frágiles.